Centro Oncológico Buenos Aires. Institución Afiliada a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA)
   Inicio arrow Prevencion arrow Exposición a sustancias cancerígenas
Exposición a sustancias cancerígenas Imprimir
Respete estrictamente las normas destinadas a evitar cualquier tipo de exposición a sustancias consideradas cancerígenas. Cumpla todas las instrucciones de salud y seguridad en relación con las sustancias que pueden provocar cáncer.

El mensaje de este punto apela al comportamiento responsable de tres categorías de personas. En primer lugar, al de los responsables de proporcionar instrucciones claras y oportunas, es decir, principalmente los legisladores, los educadores de los sectores de la salud pública y la higiene, que se encargan de convertir en diversos tipos de instrucciones (normas, recomendaciones, asesoramiento) la información sobre el riesgo de cáncer vinculado a algunas sustancias o, más generalmente, a agentes (físicos, químicos, biológicos) presentes en el medio ambiente de resultas de investigaciones. En segundo lugar, al de quienes deberían seguir estas instrucciones con el fin de proteger la salud de otros, por ejemplo jefes, responsables de higiene industrial y médicos del trabajo, así como las autoridades públicas. En tercer lugar, al de cada ciudadano que, con el fin de proteger su propia salud, debería preocuparse por la presencia de contaminantes cancerígenos, en particular en el entorno laboral, donde pueden estar presentes más a menudo y en concentraciones más fuertes que en el medio ambiente general.

El objetivo de una reducción de la incidencia del cáncer mediante la lucha contra los cancerígenos ambientales se basa en el hecho de que un número importante de cancerígenos, naturales y artificiales, han sido identificados y siguen siéndolo. El último resumen (marzo de 1994) de la serie "monografías del CIRC sobre la evaluación de los riesgos cancerígenos para el hombre" enumera, de 775 agentes evaluados, 39 agentes aislados o grupos de agentes, 11 mezclas de agentes y 13 casos de exposición (todas ellas profesionales) para las cuales existe "una prueba suficiente" de carcinogenicidad para el hombre.

Otros 41 agentes o grupos de agentes, 5 mezclas y 4 casos de exposiciones (3 de ellas profesionales) se clasifican como "probablemente cancerígenos" para el hombre, mientras que 209 agentes, grupos de agentes o casos de exposiciones se clasifican como "cancerígenos posibles" para el hombre, principalmente sobre la base de datos procedentes de experimentaciones animales. La proporción de los cánceres que pueden imputarse a cancerígenos presentes en el entorno laboral y general y que, por lo tanto, pueden evitarse completa o parcialmente gracias a lucha contra la exposición no es desdeñable, ciertamente, pero sigue siendo difícil de cuantificar de manera fiable, puesto que depende de la incidencia variable de las exposiciones por regiones geográficas y períodos así como de la incidencia competidora de otros factores etiológicos dominantes (típicamente, el tabaquismo).

Según los cálculos, un máximo del 4% de los cánceres son imputables al entorno laboral, aunque se observen variaciones amplias en esta proporción cuando, por ejemplo, se examina el cáncer de pulmón en relación con las exposiciones profesionales en diferentes regiones geográficas, lo que indica la importancia de las concentraciones locales de casos susceptibles de ser objeto de medidas preventivas. Por otra parte, de los agentes presentes en el medio ambiente en general, al cual un gran número de personas se exponen durante largos períodos, como el humo ambiental (tabaquismo pasivo), aunque sólo aumentan muy débilmente el riesgo relativo de algunos cánceres, pueden ser la causa de un número bastante grande de casos, hasta varios millares de personas cada año en la Unión Europea. Para toda actividad susceptible de implicar un riesgo de exposición es, pues, esencial determinar la naturaleza, la intensidad y la duración de esta exposición con el fin de determinar cuáles son las medidas por adoptar para prevenirla o reducirla.

Entre estas medidas, los procedimientos y métodos operativos son de una importancia extrema. Las instrucciones a seguir pueden ser límites cuantitativos de exposición, determinados empíricamente o por procedimientos formales, que aún dejan mucho que desear, de la evaluación cuantitativa del riesgo. En cualquier caso, la especificación de un límite cuantitativo de exposición en el medio ambiente general o profesional combina dos elementos: por una parte, el cálculo cuantitativo del riesgo asociado a un nivel determinado de exposición y, por otra, el nivel de riesgo considerado socialmente "admisible" (por las partes que participan en el debate sobre este límite, por ejemplo autores de reglamentos, representantes de la colectividad, etc.) habida cuenta de la viabilidad técnica y de los costes humanos y económicos de los diferentes niveles de lucha contra la exposición. Hay resultados que ponen de manifiesto que, efectivamente, una limitación de la exposición a agentes cancerígenos en el lugar de trabajo se ha visto seguida por una disminución de la incidencia de cáncer.

Referencias básicas

Council Directive 89/391/EEC of 12 June 1989 on the introduction of measures to encourage improvements in the safety and health of workers at work

Council Directive 90/394/EEC of 26 June 1990 on the protection of workers from the risks related to exposure to carcinogens at work

IARC Monographs on the Evaluation of Carcinogenic Risks to Humans, Lists of IARC Evaluations (Vol. 1-60), International Agency for Research on Cancer, Lyon, (1994).

Simonato L, Vineis P, Fletcher AC, Estimates of the proportion of lung cancer attributable to occupational exposure. Carcinogenesis, 1988: 2: 1159-1165.

Swerdlow AJ, Effectiveness of primary prevention of occupational exposures on cancer risk, In: Hakama M, Beral V, Cullen JW, Parkin DM (eds). Evaluating Effectiveness of Primary Prevention of Cancer, IARC Scientific Publication No 103, International Agency for Research on Cancer, Lyon, pp. 23-56 (1990).
 


Centro Oncológico Buenos Aires | Hipólito Yrigoyen 4221/3 | C.A. de Bs.As, Argentina | Tel: 4981-1128 / 9263 Fax: 4981-6623
© 2017 Centro Oncológico Buenos Aires
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.
Este sitio fue actualizado por última vez el: 03/03/2017